Queratoconjuntivitis en Bovinos

Queratoconjuntivitis en Bovinos

La queratoconjuntivitis infecciosa bovina es una enfermedad ocular muy contagiosa, que afecta sobre todo a los terneros y está provocada fundamentalmente por Moraxella bovis. En los casos más graves, provoca una pérdida de la visión. El período de incubación suele ser de 2 a 3 días y después de dos días, aparece sobre la córnea una pequeña zona opaca. Moraxella bovis es la bacteria responsable de la queratoconjuntivitis  aislada con mayor frecuencia. También se han aislado de otros casos clínicos de queratoconjuntivitis otros agentes  emparentados con Moraxella bovis: M. ovis (antiguamente conocida como Branhamella ovis) y M. bovoculi. Otros microorganismos, como Mycoplasma spp., Acholeplasma, Chlamydia, herpesvirus bovino I (IBR) y adenovirus bovino, son sospechosos de predisponer al animal a la infección por Moraxella o de agravar la enfermedad. Mycoplasma bovis también puede provocar infecciones oculares similares a las que se observan con Moraxella bovis. Algunos factores físicos y otros agentes o elementos irritantes para los ojos, como las moscas, el polvo, el viento, el sol y la paja, también predisponen a la queratoconjuntivitis. Las moscas se consideran vectores habituales de transmisión de microorganismos relacionados con la  queratoconjuntivitis entre el ganado bovino, por eso es frecuente que se declaren brotes de la enfermedad durante la temporada de máximo desarrollo de estos insectos. Signos La queratoconjuntivitis puede variar desde una irritación ocular leve a una inflamación necrotizante grave que provoca una cicatriz permanente y una pérdida de visión. Por lo general la fiebre y el dolor intenso reducen el apetito. Existen cepas no patógenas de Moraxella bovis: las cepas con una menor producción de citotoxinas o con un número limitado de...