Los Piojos Bovinos

Los Piojos Bovinos

La mayoría de los piojos que afectan a los bovinos son específicos de este ganado y no afectan a otros mamíferos.  Los piojos pasan toda su vida sobre el mismo hospedador: la transmisión de un hospedador a otro es por contacto. De un potrero a otro la contaminación suele ocurrir por introducir animales infestados, si bien puede ocurrir que algunos piojos de diseminen agarrados a moscas.

Las infestaciones de piojos se desarrollan sobre todo en la estación fría y culminan al inicio de la primavera. El encierre de los animales durante la temporada fría favorece el hacinamiento y con él la transmisión por contacto entre los animales; y la alimentación más floja debilita las defensas naturales del ganado. El pelaje más denso también ofrece mejores condiciones de desarrollo para los piojos. En primavera, la alimentación mejora cuando el ganado empieza a tener disponibilidad forrajera; el pelaje más corto y la exposición al sol reducen la humedad de la piel, muchas veces en esta época la enfermedad cursa en forma subclínica. Por todo ello las infestaciones desaparecen casi siempre espontáneamente. No obstante, algunos piojos logran sobrevivir en unos pocos animales que reinfestarán a todo el lote en el próximo invierno.

Si bien todas las categorías pueden ser afectadas por piojos, las mayores cargas suelen observarse en animales jóvenes y/o en los viejos y mal alimentados.

Producen irritación que lleva a que los animales se rasquen o froten contra postes, alambres, arboles, bebederos con el fin de conseguir algún alivio. También recurren al autolamido. Aparecen lesiones en piel, áreas alopécicas, piel engrosada con pliegues y descamada.

 

Daño e importancia económica El daño al ganado puede ser considerable. La picadura del piojo es muy molesta y los animales afectados se rascan y frotan vigorosamente, lo que resulta en pérdida de pelo y en heridas de la piel. Todo este estrés puede causar pérdidas de peso y de producción lechera de hasta el 10%, menor calidad de los cueros. Los piojos no están implicados directamente en la transmisión de enfermedades bovinas.

 

Prevención y control

 

·        Métodos de tratamiento

·        Baños: Inmersión y               Aspersión

·        Pour-on

·        Spot-on

·        Vía parenteral

Otras medidas complementarias que deberían implementarse para un mayor control incluirían:

  • Revisación periódica a fin de detectar la infestación en su etapa inicial.
  • Considerar a un rodeo positivo con el solo hecho de encontrar un animal infestado.
  • Tratamiento de todo animal nuevo que ingrese a un establecimiento libre piojos.
  • En rodeos infestados usar piojicidas de amplio espectro y prolongado poder residual para eliminar la parasitación presente y anular la difusión de la misma.

Guillermo Cledou MV.  Para Cicloneo | www.cicloneo.com.ar

 

Compartir

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ MODULO ] – Slider frases

Usted también puede formar parte de la Guía Cicloneo y contar con su propio perfil

Enterate más

Nuevas capacitaciones acerca de los beneficios del campo en estos tiempos

Ver Calendario

Usted también puede formar parte de la Guía Cicloneo y contar con su propio perfil

Ver perfiles
Compartir

[ MODULO ] – Otras Novedades

Últimas Novedades

LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS BOVINAS

Dentro de las enfermedades que afectan a los bovinos desde los primeros meses de vida hasta los 2 años de edad, se encuentra el Síndrome Respiratorio (S.R) también llamada Enfermedad Respiratoria Bovina, que se presenta en animales que son sometidos a una situación de estrés, producidos por cambios de manejo como ser el destete, encierre en corrales (hacinamiento), cambios climáticos, transporte, etc, provocando una alta morbilidad y alta mortalidad.

La sanidad previa al ingreso al feedlot mejora el resultado

Un correcto plan sanitario para los terneros que ingresan al feedlot, debe contemplar la prevención del síndrome respiratorio y clostridial, y control de parásitos, tanto internos (gastrointestinales y pulmonares) como externos (piojo y sarna). También una suplementación vitamínica y mineral que permita nivelar las condiciones sanitarias antes de comenzar la etapa de engorde.

Se viene el destete

El destete consiste en separar los terneros de sus madres, a fin de que éstas interrumpan la producción de leche, se “sequen” y consecuentemente, disminuyan sus requerimientos nutricionales.

Compartir

[ MODULO ] – Slider publicidades

Compartir

[ MODULO ] – Sponsors

Nuestros Partners

 
 
Compartir

[ MODULO ] – Formulario contacto

Conectá con Nosotros



Compartir