Tristeza bovina

Tristeza bovina

El complejo tristeza bovina hace referencia a dos enfermedades conocidas con el nombre de babesiosis y anaplasmosis bovina. En común, ambas enfermedades producen anemia y, como consecuencia, los animales  manifiestan un cuadro de decaimiento general, conocido como “tristeza”. Como uno de los principales problemas sanitarios de las regiones tropicales y subtropicales de América Latina, estas enfermedades son consideradas una limitante para el desarrollo ganadero.   Mientras que la babesiosis es causada por protozoarios, Babesia bovis y Babesia bigemina, la anaplasmosis es producida por una bacteria, Anaplasma marginale. La babesiosis es transmitida por la garrapata común del bovino, Rhipicephalus (boophilus) microplus. Por lo tanto, en Argentina, el área de dispersión de dicha enfermedad coincide con el área de distribución de la garrapata, el vector de la enfermedad. La distribución comprende: la totalidad de la provincia del Chaco, Formosa, Misiones y Santiago del Estero y, parcialmente, las provincias de Catamarca, Córdoba, Corrientes, Jujuy, Salta, Santa Fe y Tucumán. A diferencia de la babesiosis, la anaplasmosis es transmitida no sólo por la garrapata sino también por insectos hematófagos como el tábano, la mosca brava y el mosquito. Además, en la anaplasmosis es de suma relevancia la transmisión iatrogénica, donde el hombre mediante el uso de materiales e instrumentos puede efectuar una transmisión mecánica a través de pasajes rápidos de sangre entre animales, a saber: cuando no se descartan los guantes de tacto y agujas entre animales y/o desinfectan correctamente los instrumentos usados para sujetar (mocheta), descornar y castrar a los animales. Por lo dicho, la anaplasmosis también se puede encontrar en áreas libres de garrapatas, como por ejemplo: la provincia de Buenos...
Intoxicación por el consumo abrupto de agua

Intoxicación por el consumo abrupto de agua

Intoxicación Hídrica  – Intoxicación por Sal La intoxicación hídrica es una enfermedad producida por la ingestión abrupta de agua en animales privados de agua de bebida por un período prolongado debido a problemas de suministro o por largos viajes de transporte. La enfermedad se desencadena cuando los animales con sed tienen acceso libre al agua en forma indiscriminada e irrestricta. Los mismos síntomas y lesiones también pueden presentarse por la Intoxicación con sal (Cl Na) en aquellos animales que reciben una suplementación mineral en épocas del invierno y en donde hay un exceso en el consumo de sal y una restricción de agua de bebida por algunas horas.   La enfermedad es una condición producida por deshidratación clínica de los animales y la rehidratación oral masiva: En el proceso de deshidratación el animal pierde agua y electrolitos (K), mientras que el Na, por deficiencia del funcionamiento de la bomba de Na:K, se concentra en el líquido intracelular: Al producir la hidratación masiva, se produce la migración abrupta del Na al espacio extracelular produciendo literalmente la explosión de la células y como consecuencia edema cerebral, responsable de los síntomas nerviosos iniciales. La muerte se produce por un desequilibrio electrolítico masivo que interrumpe los procesos metabólicos vitales.   Síntomas: Los animales recién arribados de un transporte prolongado o sin acceso al agua de bebida tienen sed intensa y salivación: Aquellos intoxicados tienen síntomas nerviosos producidos por el edema cerebral. Aparecen con convulsiones intermitentes con opistótono, sacudidas musculares, deambulan sin cesar dando la apariencia de estar sordos y ciegos y es muy común observar en los recién muertos grandes vómitos de agua....