Tristeza bovina

Tristeza bovina

El complejo tristeza bovina hace referencia a dos enfermedades conocidas con el nombre de babesiosis y anaplasmosis bovina. En común, ambas enfermedades producen anemia y, como consecuencia, los animales  manifiestan un cuadro de decaimiento general, conocido como “tristeza”. Como uno de los principales problemas sanitarios de las regiones tropicales y subtropicales de América Latina, estas enfermedades son consideradas una limitante para el desarrollo ganadero.

 

Mientras que la babesiosis es causada por protozoarios, Babesia bovis y Babesia bigemina, la anaplasmosis es producida por una bacteria, Anaplasma marginale.

La babesiosis es transmitida por la garrapata común del bovino, Rhipicephalus (boophilus) microplus. Por lo tanto, en Argentina, el área de dispersión de dicha enfermedad coincide con el área de distribución de la garrapata, el vector de la enfermedad. La distribución comprende: la totalidad de la provincia del Chaco, Formosa, Misiones y Santiago del Estero y, parcialmente, las provincias de Catamarca, Córdoba, Corrientes, Jujuy, Salta, Santa Fe y Tucumán.

A diferencia de la babesiosis, la anaplasmosis es transmitida no sólo por la garrapata sino también por insectos hematófagos como el tábano, la mosca brava y el mosquito. Además, en la anaplasmosis es de suma relevancia la transmisión iatrogénica, donde el hombre mediante el uso de materiales e instrumentos puede efectuar una transmisión mecánica a través de pasajes rápidos de sangre entre animales, a saber: cuando no se descartan los guantes de tacto y agujas entre animales y/o desinfectan correctamente los instrumentos usados para sujetar (mocheta), descornar y castrar a los animales. Por lo dicho, la anaplasmosis también se puede encontrar en áreas libres de garrapatas, como por ejemplo: la provincia de Buenos Aires.

Desde un punto de vista epidemiológico, para ambas enfermedades, se destaca que los terneros generalmente cursan la infección en forma subclínica y que la respuesta inmunológica inducida es persistente y no depende de reinfecciones.

La prevención del complejo tristeza bovina se realiza mediante vacunas con inmunógenos vivos atenuados en su patogenicidad. En Argentina, la vacuna más empleada se produce en el Laboratorio de Inmunología de la EEA del INTA de Rafaela, Santa Fe.  Además, en nuestro país, se comercializan otras dos vacunas. Una elaborada por el Laboratorio de Sanidad Animal de la EEA del INTA de Mercedes, Corrientes. La otra vacuna es el resultado de un convenio de transferencia tecnológica entre la EEA-INTA Rafaela y la empresa Litoral Biológicos y se comercializa con el nombre de fantasía BioJaJa.

 

Gustavo BRETSCHNEIDER- E.E.A. Balcarce  |Para Cicloneo| www.cicloneo.com.ar

Compartir

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ MODULO ] – Slider frases

Usted también puede formar parte de la Guía Cicloneo y contar con su propio perfil

Enterate más

Nuevas capacitaciones acerca de los beneficios del campo en estos tiempos

Ver Calendario

Usted también puede formar parte de la Guía Cicloneo y contar con su propio perfil

Ver perfiles
Compartir

[ MODULO ] – Otras Novedades

Últimas Novedades

La sanidad previa al ingreso al feedlot mejora el resultado

Un correcto plan sanitario para los terneros que ingresan al feedlot, debe contemplar la prevención del síndrome respiratorio y clostridial, y control de parásitos, tanto internos (gastrointestinales y pulmonares) como externos (piojo y sarna). También una suplementación vitamínica y mineral que permita nivelar las condiciones sanitarias antes de comenzar la etapa de engorde.

Se viene el destete

El destete consiste en separar los terneros de sus madres, a fin de que éstas interrumpan la producción de leche, se “sequen” y consecuentemente, disminuyan sus requerimientos nutricionales.

Tristeza bovina

El complejo tristeza bovina hace referencia a dos enfermedades conocidas con el nombre de babesiosis y anaplasmosis bovina. En común, ambas enfermedades producen anemia y, como consecuencia, los animales  manifiestan un cuadro de decaimiento general, conocido como “tristeza”.

Compartir

[ MODULO ] – Slider publicidades

Compartir

[ MODULO ] – Sponsors

Nuestros Partners

 
 
Compartir

[ MODULO ] – Formulario contacto

Conectá con Nosotros



Compartir